lunes, diciembre 22, 2014

PERDIGÓN 71 La última Cena


Pincha en la imagen para ver la edicion en PDF

Editorial
El símbolo de lo sagrado.
Por el camino  nos han prescindido de lo que parecía imprescindible: una educación pública decente y una sanidad pública admirada por el mundo. Está permitido aumentar la brecha entre ricos y pobres, no pasa nada por eliminar las ayudas a los dependientes, maltratar a los inmigrantes, abaratar el trabajo y el despido a la vez que se suben los impuestos  a la clase trabajadora. Podemos tener una Fiscalía Procorrupción, un cortesano más, defendiendo a los ladrones de guante blanco y un banco malo para que todos paguemos solidariamente sus desmanes mientras ellos expían su mala conciencia
tomando un vinito en su residencia de la costa; para que aprendan. O en palacio. También podemos prescindir de la decisión de las mujeres sobre su propio cuerpo ya que al parecer lo gestiona el dios privado de unos señores y señoras que creen en él. Pero hay una línea roja, como dicen los cursis, que nuestra democracia no puede atravesar bajo ninguna circunstancia: el contenedor.
Pase lo que pase, el contenedor es inviolable. El contenedor es el tótem, el producto supremo, la obra cumbre de la Santa Transición. Todos somos contingentes, solo el contenedor es necesario. Más sagrado que una vaca en la India. Por el contenedor hacia dios.
La calle es ese territorio prohibido por la Cultura de la Transición, al que solo puedes salir en masa si gana tu equipo de fútbol. El milagro de la transición consistía en que permaneciéramos en nuestras casas mientras los profesionales manejaban el asunto todos a una, marginando al diferente y negando el conflicto. Cualquier conflicto. La versión más esperpéntica de esto es la que identifica toda protesta con el terrorismo. Aunque tiene sentido, a ellos realmente les produce terror ver a la gente en la calle, son muy de interior.
Entonces es cuando se convierte el contenedor en un símbolo. Todo está permitido: mentir en el parlamento, perseguir a un juez incómodo, indultar a torturadores, sacar a corruptos de la cárcel… Pero a los contenedores ni acercarse. Durante el día los contenedores están muy solicitados. Hay tanta gente con su carrito del súper rebuscando en la basura que pronto habrá que coger la vez. Pero lo que de verdad le para los pulsos y le eriza el código penal a las autoridades y agregados periodísticos es ver un contenedor ardiendo. Porque, claro, el contenedor es carísimo y luego lo tenemos que pagar entre todos, al contrario que el agujero de los bancos, que lo paga Rita.
Basta de corrupción, basta de especuladores y de caciques mandamases.

ELECCIONES A LA VISTA
por Don Gregorio Espiritrompa

El PP se presenta impresentable
con su lista de jetas y ladrones.
El PSOE ha encontrado alcaldable:
nueva cara y antiguas convicciones.

La izquierda surca dudas insondables.
Blandid inteligencia con razones,
mostraos generosos y fiables
que me estáis tocando las elecciones.

Si vaciamos las calles de lucha,
si quedan huérfanas de tu alborozo,
de tu grito, de tu rabia y tu escucha,

no valdrán instituciones ni el trozo
de pastel que nos dejen comer: Hucha
y batuta serán de Méndez Pozo.











LA POLÍTICA COMO EPECTÁCULO
Por Rufino Hernández 

Nos difaman, nos insultan, nos agreden, luego cabalgamos. Habría que retrotraerse a tiempos de la dictadura para encontrar el  origen  de la lucha verbal y cruenta que el actual gobierno lleva a cabo contra la izquierda, contra toda política que ponga en peligro su estatus, sus sillones, sus privilegios. Es claro que han heredado los mismos métodos, y, a veces, hasta las mimas palabras y calificativos difamatorios.
Estos políticos del “viejo régimen”, de la “casta”, no son capaces de evolucionar, ni de aceptar el nuevo momento histórico; tampoco se enteran de que su maquinaria del miedo, ya no produce tal miedo, sino empoderamiento social; sus nervios, provocan hilaridad; y sus represiones, movimiento y organización ciudadana.
Es la pléyade de tertulianos pesebreros, los que engranan esta maquinaria del miedo, del desprestigio, de la difamación. A través de sus pretendidos debates, intentan convertir la política en espectáculo, en simples cotilleos semejantes a los del corazón rosa, con tal de separarnos de la verdadera política, la que habla de justicia social, pero no consiguen sus objetivos, al contrario, sus adjetivos difamatorios se convierten en espuelas que nos empujan a seguir caminando.
Hay que estar atentos, no podemos permitirnos caer en sus espectáculos, de hacerlo, sería precipitarse en su trampa: en el miedo, en la quietud.
Tampoco podemos  caer, o tenemos que liberarnos, de tanta cantidad de manifestaciones sectoriales, si éstas no van acompañadas de trabajos y estudios unitarios. Trabajos y estudios unitarios que nos lleven a crear la alternativa a esta casta que nos desgobierna, o está en la oposición esperando la alternancia, no la alternativa. Es  decir, el cambio de cromos  y de sillones, ambos son parte del mismo sistema.
El barbecho está abonado, en busca de su preñez. Nunca en la historia reciente el sistema  había mostrado su verdadera esencia, ni con la crudeza que lo está haciendo en la actualidad. Su crisis, su estafa, les está llevando a espacios incontrolados por ellos mismos, donde han tenido que mostrar sus vísceras al aire, a través de sus robos,  sus injusticias,  sus egoísmos. Esta exhibición del monstruo en toda su integridad, nos facilita su conocimiento.
Ya no es aquel elemento etéreo que nos explota y nos chupa la sangre, sino que tiene cara, nombre y apellidos. Sabemos que está organizado en sociedades mafiosas, y que desde ellas, han llegado a controlar los gobiernos, dejando a los partidos políticos tradicionales, con el simple papel de correveidiles y gestores de sus intereses, al tiempo que les permiten participar en los mismos robos, egoísmos y corrupciones.
La visualización de este corrompido y fracasado sistema, ha llegado a lo más recóndito de las clases populares, lo que está permitiendo, y al mismo tiempo exigiendo, crear la alternativa.
Este momento histórico exige a las bases ciudadanas organizarse como poder popular, de pasar de los métodos auto-defensivos y del no, a poner sobre la mesa, en la calle y en las instituciones, el programa que los ciudadanos elaboren, junto a los métodos y formas que trae consigo la nueva política.
Cuando escribo estas líneas, me estoy acordando de las diferentes plataformas ya existentes en Burgos, en la responsabilidad que éstas tienen ante los vecinos y ante este momento histórico. Es necesario que se fundan en una sola candidatura electoral, de cara a las ya próximas elecciones municipales, y no solamente para ganarlas, sino para gobernar esta ciudad de otra manera, pensando que el verdadero trabajo empieza el día después de las elecciones. Es en ese preciso momento cuando ha de comenzar la nueva etapa, donde es más necesaria que nunca  la verdadera unidad, fidelidad al programa, generosidad, transparencia y  participación de todas, de todos.
                                                


Entre colapsos, residuos y construcción de alternativas
Por Ecologistas en Acción

Después de haber reflexionado últimamente sobre el colapso de civilización y la búsqueda de alternativas para construir una sociedad diferente, abordar cualquier otro tema parece una nimiedad. Sin embargo, hay que ir poniendo los puntales sin descuidar el día a día y la acción cotidiana que permita que el colapso sea menos drástico y favorezca una transición menos dolorosa. Al fin y al cabo, éste seguirá siendo el medio donde se pongan los cimientos de la próxima civilización, cuanto menos degradado esté, mejor.
El segundo vaso del vertedero de Abajas pronto estará listo para su inauguración, y así podremos seguir llenando valles con los residuos que generamos. Solamente la sepultura del derroche de los últimos años nos costará 1,5 millones de euros. A esta cifra se debe añadir el coste del mantenimiento, vigilancia, análisis y control de los lixiviados, que recaerá en el Ayuntamiento de Burgos durante al menos 30 años.
Pero no pasa nada, el nuevo vaso ya está en marcha, por el módico precio de 4,2 millones (sólo en la etapa de construcción) tendremos agujero donde enterrar nuestras vergüenzas para otros 15 años. Y así, sin más reflexión y debate, se asume, con normalidad los tremendos impactos del metabolismo de la economía.
La incapacidad de cerrar los ciclos nos genera grandes problemas y grandes costes: agotamiento de recursos, impactos ambientales asociados a su extracción, financiación  de la recogida, transporte y tratamiento de residuos, degradación de espacios, etc. Las políticas de reducción de residuos han demostrado su completo fracaso a todos los niveles, sólo la crisis ha conseguido contener la producción de los mismos. Los planes regionales se han centrado en la dotación de infraestructuras donde deshacerse de este “marrón” y los esfuerzos municipales son más bien escasos en la prevención de la generación de residuos.
Ese cajón mágico donde se echan los residuos y desaparecen no nos permite hacernos una idea de la dimensión del problema y parece que cada persona tenemos el derecho adquirido de producir nuestro kilito de basura cada día. Así, ancladas en esta dinámica, necesitaremos sucesivas ampliaciones de Abajas por no atajar de frente la cultura del usar y tirar y la obsolescencia programada. En defensa de los intereses de las empresas, se quedan sin aplicar las medidas necesarias: ni en los diseños de productos para que sean inocuos, duraderos, reutilizables y reciclables ni en los envases ni en la distribución.
Parece que las alternativas las tenemos que construir nosotras, ya que para los gobiernos la gestión de los residuos es un elemento más de la economía que genera PIB, sin tener en cuenta los costes ambientales ni el derroche de dinero público. Abriendo un camino para la esperanza ya se ha constituido, con más de 1500 entidades, la Asociación de Redes de Mercado Social. Tenemos una posibilidad real de producción, distribución y consumo de bienes y servicios con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios.



“Error del sistema. Reinicia” (eslogan del 15-M)
Por Fernando Ortega Barriuso


            Si Groucho Marx hubiera conseguido apearse de este mundo, viendo su marcha, se habría perdido un año frenético, sobre el que se podría escribir largo y tendido, en el que se ha demostrado que, una vez más, España (y Burgos) sigue siendo un país de  grandes reservas en “charanga y pandereta”.
            “Nuestra época no es de esas que uno se pueda contentar con observar y describir. Los pueblos se ven arrastrados por un raudal de acontecimientos tumultuosos y trágicos de los que todo hombre, lo quiera o no, es actor a la vez que espectador”, palabras certeras y adecuadas, pero… escritas en diciembre de 1944 en el periódico Le Monde.
            Demostrada la relatividad de las cosas eso no quita para que, efectivamente, estemos viviendo un tiempo convulso, apasionado, trufado de personalidades pintorescas y de situaciones extremas, en las que Burgos ha aportado su cuota correspondiente.
            Visto lo visto, uno llega a la conclusión que el 15-M fue el detonante y el revulsivo que hizo estallar al sistema establecido, provocando cambios importantes en partidos, sindicatos y demás aparatos, con lo que se demuestra, de alguna manera, el poder de lo que ahora se llama “la gente”, de los ciudadanos cuando salen a la calle y toman la palabra constatando que “No nos representan”.
            A raíz de ello el que más y el que menos anda intentando simpatizar con “la gente” y mostrar la cara amable del poder político, tratando de  reciclarse a marchas forzadas.
            Mientras, las desigualdades sociales aumentan (que se visualizan en que, en España, 20 personas tienen tanto dinero como 14 millones de personas), la violencia machista campa por sus fueros, los servicios públicos se van deteriorando y el sistema en general huele a chamusquina. Inmigración, cambio climático, desahucios, hambre…
            Habrá que reiniciarlo.
            En la Burgati, por las capas altas de la atmósfera, todo sigue por el estilo: obras innecesarias para beneficio de los de siempre, concejales que ni están ni se les espera, amiguismos varios, instituciones hueras, Ayuntamiento veleta que quiere ser capital cultural, gastronómica, de compras, de congresos, del pensamiento (¿)… y que, en ese galimatías de capitalidades, cientos de miles de euros van produciendo solo humo. Mejor sería que leyeran a Melchor de Jovellanos (1790): “Este pueblo necesita diversiones, pero no espectáculos. No ha menester que el Gobierno le divierta, pero sí que le deje divertirse. Él buscará, él inventará sus entretenimientos”. Pues eso. Y quien habla de diversión, habla de cultura y de mil cosas más.
            Pero, bueno, mientras al poder local se le ocurren iniciativas tan vanguardistas como un Centro de Interpretación del Cid o un Museo de los Gigantillos, hay colectivos, mareas y redes que van desarrollando un entramado de economías compartidas, de ayudas mutuas, de bancos de tiempo o éticos,  de presencia en la sociedad. La calle es de todos, y la ciudad, y el dinero de los impuestos. Ahora que muchos buscan a “la gente” es fácil encontrarla en cafés culturales, en la calle, en numerosas iniciativas ciudadanas, “gente” que ha entendido lo que decía aquel grafiti mencionado por Eduardo Galeano: “Dejemos el pesimismo para tiempos mejores”.
“Pienso, luego me indigno”.
Felices días.



EL MAYO 68 FRANCÉS Y PODEMOS
Y los partidos comunistas ayer y hoy
Por  Andrés Sorel


En la revista EL VIEJO TOPO, septiembre de 1978, y en una larga entrevista que me realizó Víctor Claudín, reflexionaba yo sobre un tema que 36 años más tarde veo conserva toda su actualidad. Mayo 68 en Francia, el 15-M en España y sus secuelas marcan, a mi modo de ver, la ceguera o simplemente impotencia burocrática de los partidos comunistas en Francia o España para desmarcarse de la política de alianzas y supeditaciones a los poderes capitalistas que les mantienen maniatado. Escribía en 1978:

"No intento realizar análisis de culpabilidades individuales, herencias o megalomanías y enfrentamientos personales. Intento trascender lo anecdótico para encontrar lo esencial en la interpretación política, estratégica e incluso ideológica. Mi crítica a los partidos comunistas radica en su no incisión en el problema de la revolución cultural, su absoluto oportunismo, su lucha coyuntural, que si a la corta parece necesaria, a la larga resulta perniciosa, incluso nauseabunda. Recuerdo que cuando vivía los últimos días del mayo 68 en París, antes de marchar a Praga, se planteó el tema de que al final de aquella revuelta imaginativa iniciada por estudiantes pero secundada en gran parte por miles y miles de trabajadores, se impuso el diálogo en el que participaron tanto De Gaulle y Pompidou como el PCF con Waldeck Rochet y George Seguy. Y las tesis del PCF, refrendadas por la dirección del partido español fueron: ¿Veis? La revolución es imposible, totalmente utópica, hasta los propios trabajadores se retiran cuando se los quiere atrapar en una lucha aventurera". Y en la semana siguiente, ya en junio y terminados los enfrentamientos, las huelgas, las barricadas, las acciones que provocaron la mayor crisis política que ha conocido Occidente en nuestro tiempo, el órgano del partido comunista francésL,Humanité, se descolgaba con un artículo triunfalista en el que subrayaba que " ya hay gasolina para el próximo weck.end". Como si este fuera el objetivo prioritario de una sociedad.
Para mi el problema del mayo francés no radicaba en el  análisis que hagamos de él -no se encontraba detrás de él un partido organizado, ni planteaba programas concretos de gobierno y acción sindical, era un grito, una revuelta contra la podredumbre y explotación capitalista, contra un Gobierno corrupto y autoritario, por un mundo distinto, una sociedad más justa, libre e igualitaria- sino en como  desde hacía veinte años el PC francés estaba conformando una militancia anti revolucionaria, condicionando a sus propios militantes para que nunca se enfrentaran al hecho de la propia transformación radical de la sociedad, y cuando se planteaba una acción revolucionaria preferían refugiarse en el conformismo, entregarse al poder depredador y destruir incluso los sueños de quienes generosamente luchaban por un mundo mejor.
El problema que se plantea hoy, diez años después, en 1978 -seguía diciendo yo en la entrevista-, no es el de la táctica concreta, pactista, coyuntural que los partidos de izquierda mantienen, y sobre todo el partido comunista, es el problema de la desmovilización ideológica y cultural que realizan con sus propios militantes para condicionarles al hecho de asumir casi de una manera ya maniquea, de una manera que parece ha de ser eterna, una sociedad capitalista. Para que nunca puedan enfrentarse con la posibilidad de una auténtica revolución que transforme en sus raíces, en su esencia, en sus contenidos básicos, la sociedad presente. A partir de este problema grave se plantea el del intelectual en el partido. 

- ¿Cuáles serían en tu opinión las directrices que, en el término de la revolución cultural habría que desarrollar?, me preguntaba Víctor Claudín.

Y respondía yo:
"Debieran ser antidirectrices, es decir, una insistencia absoluta en volver a situar el papel del ser humano dentro del marxismo. Una lucha brutal y rígida contra la degeneración de su lenguaje. Y una práctica cotidiana que cuestione constantemente el papel de esos fenómenos burocráticos que se dan en todo partido. Una práctica crítica constante y diaria que impida la sacralización, la mitificación de sus dirigentes, la división entre una minoría que realiza el trabajo político y una mayoría que se queda reducida exclusivamente al papel de correa de transmisión de ese trabajo, de simple fuerza material que lo lleva a efecto y una permanente revisión de la propia práctica democrática de ese partido. No es tanto el definirse frente a la acción de la Unión Soviética o de China, que no dejan de ser dos grandes Estados en disputa de los mercados mundiales, como el hecho de  definirse en la forma de organizar la gestión, la participación y la elaboración colectiva de su línea teórica y de la práctica política del partido dentro del propio país, en la militancia, en la organización de quienes le componen. Creo que debemos poner ahí el acento más que en lo coyuntural, la forma de ir conquistando esas pequeñas parcelas de poder que el capitalismo va  propiciando pero que en  el fondo no van a transformar nunca la sociedad".


Hoy, -añado ahora- en 2014, Podemos surge como consecuencia de todas las acciones colectivas, asamblearias o manifestaciones que encuentran su punto de inflexión en el 15-M. Largas fueron las conversaciones que mantuve con José Luis Sampedro, antes de morirse, sobre este tema. Él apoyaba estas nuevas formas de combatir el modelo corrupto y cada vez más explotador del llamado neoliberalismo. Y el partido comunista, cada vez más en declive y en desarrollo endogámico, lejos de criticar y denostarlas debiera fijarse en ellas y buscar puntos de inflexión para su propia organización y métodos de lucha, en vez de conformarse con servir de apoyo al régimen corrupto y dependiente de la gran oligarquía mundial, e incluso a veces participar en sus prácticas cada vez más explotadoras y asfixiantes para el proletariado, los profesionales y las clases medias



ENTREVISTA
a MENDEZ POZO

Como viene siendo habitual por estas fechas, hemos sido llamados por nuestro accionista mayoritario D. Antonio Miguel Méndez Pozo. El motivo será hacer balance económico y político del año que se va. También, como en años anteriores, esperamos recoger la cesta de Navidad y el sobre con que somos obsequiados, ya que este año el Perdigón ha dado beneficios, incluso nos hemos quedado a solo tres puntos del Diario de Burgos. Esperamos que esto se tenga en cuenta a la hora de valorar nuestros sacrificios.
Estamos citados para las 11 de la mañana y ya pasan 15’. Acaba de entrar al despacho su secretario, casi seguro que a continuación entramos nosotros.
Poco después el secretario con voz acatarrada nos llama: Que pasen los pringaos, perdón quiero decir los del Perdigón:
P.- Buenos días, D. Méndez. ¿Cómo se encuentra usted? Parece que le han echado 20 encima desde enero que le vimos. Se ha quedado usted arrugado de cojones.
MP.- Pues como no voy a estar arrugado y ojeroso. Si me están quitando la vida. Entre los de Gamonal que no paran de meterse conmigo y gritar “¡Méndez Pozo al calabozo!” Como si uno fuese un chorizo cualquiera y Lacalle e Ibáñez  que les tengo puestos ahí y en vez de solucionar problemas lo único que hacen es desgobernar la ciudad y por otro lado está ese tal Rufino que no sé qué hace en Burgos, se podía haber quedado en su tierra. No hace más que sacar epístolas en esa revista de ustedes echándome la culpa de todos los males de la ciudad. Les digo una cosa; como siga el Rufinito ese escribiendo en el Perdigón quito las acciones y mando al Ayuntamiento que les retiren la subvención.

P.- Oiga, D. Méndez, al Ayuntamiento no hace falta que le diga nada, a nosotros no nos dan ni un euro. Y si quiere retirar las acciones del Perdigón está usted en su derecho pero piense la rentabilidad que estamos dando. Mire aquí traemos el estadillo de este año, estamos 2 puntos por encima de la Caixa y a 10 de su Diario. Si seguimos esta progresión, puede que le hagamos a usted una opa hostil de esas. Y le digo más. Si las conversaciones que hemos entablado con Burgos Dijital, con Onda Expansiva y con Sombras en la Ciudad llegan a buen fin el año que viene, seremos a nivel regional la primera fuerza de comunicación digital y la segunda a nivel nacional en prensa escrita. Sabe lo que va suponer eso: Que el pueblo manda y usted y los otros dos a obedecer, por las buenas o por las malas.
MP.- ¡Sin amenazas, coño!. Que me cabreo y yo no voy a darles una opa hostil, lo que les doy es un par de hostias para que se dejen de tanto cachondeo. Olvidan ustedes quién manda aquí y allá, pues ese soy yo. ¿Por qué creen ustedes que me llaman el Jefe? ¡Porque lo soy coño! Que mi trabajo me ha llevado llegar hasta aquí, que nadie me ha regalado nada, que yo no tuve un padrino como ustedes tienen, que gracias a mí, hoy su panfleto da beneficios.

P.- No se cabree, padrino. Que nosotros preferimos estar de socios con usted. Los otros no es que sean mala gente, pero están sin blanca y lo más seguro que han olido que nosotros este año damos beneficios y por eso quieren meter las narices.
MP.- Ay lo que tienen que aprender. No se puede ir por la vida como van ustedes. Hay que saber separar la ideología de los negocios. El elemento fundamental es el negocio, la ideología hay que ponerla al servicio del negocio. Es lo que dice el ministro de Guindos: “Si el Guindo no te da Guindas, córtale de raíz”. Hagamos el camino juntos que nos irá bien a los dos.

P.- Es lo que queremos, padrino. Pero tenemos algunos proyectos que queremos que usted nos financie.
MP.- En estos momentos no va a poder ser. Tengo en marcha una inversión de 200 millones de euros y ando muy pillado.

P.- 200 millones es un pastón de la leche. ¿Va a comprar la Catedral o el Ayuntamiento?
MP.- No. El Ayuntamiento ya lo tengo amortizado y la Catedral de momento no está en venta. Lo que voy a crear es una empresa nueva que dará trabajo a 600-700 personas.

P.- Jodo, padrino. Y de que va a ser la empresa.
MP.- De contenedores.

P.- Pero de contenedores, ¿de los de basura?
MP.- Exacto. De los que joden los de Gamonal. He hecho un estudio a raíz de lo de Gamonal y he llegado a la conclusión que de aquí a poco tiempo (un año ó dos) en cada ciudad de España se van quemar unos 500 contendores y hoy los que hay se traen de Alemania por el acuerdo que Rajoy ha firmado con la Merkel, en el cual mientras España no tenga fábrica propia, está obligado a comprarlos a la Merkel.

P.- Pero que vivo es usted, padrino, está en todas. Solo una duda. ¿Usted cree que se van a quemar tantos? Ya sabemos que está de moda, pero 500 nos parece mucho quemar.
MP.- No lo crean. Se prevé que los próximos años van a ser de una dureza extrema. Por poner un ejemplo, en España en los próximos dos años vamos a quedar unos 100 ricos, pero ricos. Los demás van a ser pobres, pero pobres de verdad. El paro llegará a los 8 millones o puede que más y los jóvenes, los pocos que trabajen van cobrar 400 euros al mes. El único estamento que va crear empleo fijo y bien remunerado va a ser la Policía Nacional y la Guardia Civil.

P.- Y El Cuerpo de Bomberos para apagar los contendores.
MP.- Hombre, hay que dejarles que ardan, si no qué negocio vamos a hacer. Además los bomberos es un cuerpo que no es de fiar. Están muy unidos al pueblo. En la futura empresa se ha pensado en crear un departamento de Recursos Conteneriles que se encargarán de acabar de quemar aquellos que no hayan ardido del todo.

P.- Pues vaya una leche que hemos hecho con quemar los contenedores. Se hizo para meter miedo y ahora estos hijos de su madre acaban haciendo negocio.
MP.- Procuren moderar el leguaje. Miren ahí en frente, hay un crucifijo colgado al que no le gusta su lenguaje.

P.- Pero padrino. Si a ese le crucificaron  por el lenguaje, por llamar al pan, pan y al vino, vino y por quemar algún contendor a los romanos.
MP.- Bueno, vamos a dejar eso. Si vosotros el próximo año seguís así, dando beneficios, tendréis un paquetito de acciones en la futura empresa, pero tenéis que hacer lo posible por que se sigan quemando contenedores.

P.- Hombre, padrino. A poco que usted y los dos del Ayuntamiento se empeñen, casi seguro que seguirá la juerga. También se puede hacer publicidad para ilusionar a la gente. En esto nosotros somos muy creativos.
MP.- Hagan, hagan propuestas. Que todo será bien venido.

P.- Se podría promocionar de la siguiente manera, a ver que le parece, padrino: Compre un piso en Rio Vena y le regalamos un contenedor con radio incorporado y si compra todo el edificio un contenedor doble tamaño con baño y jacuzzi incorporado. Sería la leche, padrino, se haría negocio con el piso y el contendor, doble ganancia. También por San Juan se podría anunciar, queme su contendor y pida tres deseos. Si el contenedor se quema del todo, los tres deseos se cumplirán y se falla algún deseo recibirá gratis por un año el Diario de Burgos.
MP.- ¿Ustedes creen que esto es serio?

P.- Mire padrino, serio no será, pero nos lo estamos pasando de cojones haciendo esta entrevista.
MP.- Pues yo me estoy hartando de tanto cachondeo.

P.- Perdone, padrino. Ya sabe usted que nosotros le apreciamos en lo que vale, si le parece bien hablamos de otras cosas. ¿Qué opina usted del nuevo partido de Podemos, del Ganemos, del Burgos Decide y de Fernández Santos?
MP.- Dios nos libre de que ese ganado gobierne la ciudad. ¿Se dan cuenta donde iría la economía? Si ahora gobernando los de siempre y obedeciendo a la Merkel las cosas van mal, ¿qué pasaría si Pablito gobernase? Volveríamos a los años de Pablito, pan y vino. Es mejor ir asentado lo que tenemos, las revoluciones nunca fueron buenas, hay que ir paso a paso, partido a partido, este año el Madrid, al año que viene el Barsa y así sucesivamente. Para qué quiere España un nuevo Podemos si no podemos con el podemos que tenemos, es seguir echando leña al fuego.

P.- ¿Y del Ganemos qué opina?
MP.- Opino lo mismo. Si la Banca y el empresariado de este país y del mundo entero llevan 200 años con el partido “Ganemos hasta hartarnos” para qué volver a algo que ya está y que funciona medianamente bien.

P.- Hombre, padrino. Que uno ya está harto de que ganen siempre los mismos. Que ustedes lo quieren todo, lo suyo y lo de los demás.
MP.- Por favor. Nosotros somos meros administradores, nos quedamos con una parte, según dice el artículo 1.001 de la  constitución y la parte pequeña la administra la Pequeña y Mediana empresa.

P.- Y los parados, los desahuciados, las mujeres víctimas de la violencia de género y la enseñanza, la Sanidad, la ciencia, la cultura. ¿De eso quién se hace cargo?
MP.- Esa es una actividad que tienen que llevar a cabo Cáritas y los partidos minoritarios. Nosotros no podemos estar a todo.

P.- Según usted esa labor la dejan  para Fernández Santos y Raúl Salinero que son la oposición.
MP.- Así es. Qué otra cosa pueden hacer en el Ayuntamiento. Su responsabilidad es mirar por los más desfavorecidos, velar por que la sanidad les recete Tranquimazin para que duerman bien y no tengan pesadillas. Es importantísimo que toda la marginalidad esté en estado de Shock para que la economía funcione y podamos salir de la crisis lo antes posible.

P.- Oiga, padrino, ¿ustedes los muy ricos de qué crisis quieren salir?
MP.- Ya sé por dónde van. Se creen ustedes que nosotros no hemos sufrido con esta crisis. Lo hemos pasado muy mal. Miren ustedes, primero la crisis la tienen que remontar los de arriba para que después llegue a los de abajo.

P.- Joder, Padrino. Que ustedes llevan 5.000 años remontando y los de abajo cada vez más jodidos. No se podría por un casual cambiar la formula y ver si remontando primero los de abajo la cosa iría mejor.
MP.- Eso ya lo experimentó Lenin, Mao Tse Tung, Fidel Castro y los mineros de Barruelo de Santullán en su día y fracasó rotundamente. Hay que ser pragmáticos. Hay que hacer caso a la Santa Madre Iglesia y sus representantes, como dijo el Papa Juan Pablo II: Hijos míos, arrodillados, siempre arrodillados”. Hay que ser humildes. Que estamos de paso en este mundo.

P.- Bueno Padrino, vamos a ir terminando que hemos quedado con los anarcos de La Maldita para hacerles una entrevista.
MP.- Hostia. ¿Y van a ir solos? Si quieren les pueden acompañar mis escoltas.

P.- No hace falta Padrino. Son buenos chicos. El motivo de la entrevista es para informar del Belén Viviente que quieren preparar para estas Navidades.
MP.- ¿Pero todavía no han acabado con el Belén que empezaron en Enero?

P.- Bueno Padrino. Muchas gracias por habernos atendido. Se nos olvidaba… ¿La cesta y el sobre nos lo da ahora o nos lo manda por SEUR?
MP.- A la salida se los dará el ordenanza.

P.- Es verdad Padrino, lo que se dice: Que este año no hay Jabugo, ni Whisky Chivas, ni marisco.
MP.- Imposible. Todo producto CAMPOFRíO. Jamón cocido, costilla ahumada, mortadela y chorizo picante, al humo y para asar.

P.- Jodo, Padrino, la verdad que en su familia han sido siempre un ejemplo en la promoción del chorizo en Burgos. Les deberían haber fichado para rodar el anuncio de CAMPOFRÍO de estas Navidades. Se nos acaba de ocurrir una cosa: Con el chorizo de asar podríamos quemar contenedores y hacerlos al espeto.
MP.- Los huevos de ustedes es lo que habría que asar. Largo coño y no vuelvan hasta el año que viene.

Esta entrevista se llevo a cabo el día de Gracia del Señor 15 de Diciembre, festividad de San Fortunato que viene de fortuna, de suerte. Su padre se llamaba también Fortunato y era muy afortunado, pues el siglo XVI unos Ángeles de Bilbao le regalaron una bolsa de dinero que nunca llegaba a vaciarse por más que sacase, también le dieron un  gorro de los deseos gracias al cual podría trasladarse donde quisiera. Tanto la bolsa como el gorro, hoy son propiedad del Sr. Méndez Pozo. Están expuestos en el Museo de la Evolución.
Antes de irnos nos dejó hacerle un retrato
_______________________________________________

Fragmentos de realidad
Por Biscuter.


Dos linajes solos hay en el mundo…, que son el tener y el no tener, decía el buen Sancho. 

Con dos millones de niños pobres en España, según Unicef, y uno de cada cinco hogares viviendo en la pobreza, la libertad en nuestro país está en grave peligro. La pobreza es falta de libertad, como dice Adela Cortina, y este es uno de los nudos gordianos de la crisis que padecemos.
Por otro lado, 798 juzgados investigan 2.173 delitos de corrupción. El 10% de los ayuntamientos de España están afectados por algún caso. La corrupción es el instrumento que permite gobernar a los que no se presentan a las elecciones. Ministros o ex ministros imputados, en la cárcel o que han cobrado sobresueldos en negro, no son un fenómeno casual. Es el resultado de transformar principios, valores y voluntades en mercancías.

El objetivo democrático de obtener la confianza de los ciudadanos, ha sido retóricamente sustituido por la búsqueda de la confianza de los mercados. Estos entes “anónimos” han sido responsables de enormes destrozos, entre ellos el de convertir los programas de los partidos socialistas europeos en un vano ejercicio de apariencias. El liberalismo está atrapado en una paradoja que no puede resolver. La preponderancia del mercado en la realidad social exige la constitución de un orden político tendencialmente autoritario, para asegurar la obediencia de la población. Eduardo Galeano lo expresa con exactitud cuando dice que para dar libertad al dinero, hay que encarcelar a la gente. ¿Les sugiere algo la Ley mordaza?

La retórica izquierda/derecha ha dejado de responder a la auténtica dialéctica izquierda/derecha. Ésta si que está plenamente vigente. Aquella es un lastre. Cuando el PSOE y su intelligentsia se oponen a una auditoria de la deuda y se permiten asustar a sus votantes con el miedo al cambio político, ¿hacen política de izquierdas? La vieja relación entre el señor Laborda y el señor Méndez Pozo, que se remonta a los años ochenta del siglo pasado, cuando se gestó el “caso de la construcción”, ¿es de derechas o de izquierdas? Más de treinta años con cargos en las instituciones y controlando su partido en nuestra provincia, ¿lo ha aprendido de la cultura política de los honorables fundadores del partido socialista o es propio de su cosecha? Esta confusión de los conceptos deviene en ocasiones en situaciones cómicas, por no decir patéticas, como la del señor Felipe González, muerto de aburrimiento en el Consejo de Administración de Gas Natural, pero cobrando en su día 126.000 €.

La izquierda local está metida en un laberinto y recuerda a las sectas judías que aparecen en la película La vida de Brian. Las disputas entre los diferentes líderes, lideritos y tigres de papel, olvidan el programa y el objetivo, que es salvar al condenado. La gestión de la derecha local está plagada de incompetencia, corrupción y sometimiento a los intereses de varios caciques y algunas multinacionales. Pero nuestra indignación ante lo que sucede puede quedar laminada por mucho tiempo, si no somos capaces de compartir una tarea común, sin resentimientos, con ideas y actitudes democráticas, buscando el interés del llamado 99% y teniendo presente que la imprescindible rebeldía debe ser consciente de los límites. Hace falta una parte de realismo a toda moral y también una moral a todo realismo, como decía Albert Camus.


Monotemáticas? NO. Reivindicativas? SÍ
Por La Morada

Cuenta Teresa Mollá que en una reunión de amigas feministas mientras charlaban animadamente sobre los feminismos, los retos que estos tienen y cómo lo veía cada una, surgió la pregunta sobre si nuestros discursos son monotemáticos y por tanto pueden ser pesados y perder fuerza para quienes nos escuchan. Las respuestas fueron más o menos las mismas por parte de todas las presentes. No, no somos monotemáticas porque las soluciones a las desigualdades que sufrimos las mujeres no se han resuelto, ni mucho menos.
El machismo se camufla cada vez más y utiliza nuevas formas convirtiéndose en demasiados casos en neomachismo. Y éste, el neomachismo, parte de posiciones próximas al feminismo en cuestiones sólo aparentes para renovar sus formas de mantener privilegios que son la base de las desigualdades.
Cuando escuchamos de un hombre la manida frase “No, yo no soy machista, pero…” estamos ante un neomachista, puesto que suelen continuar la frase con un “porque ayudo a mi mujer con las tareas de la casa, saco de paseo a los niños para que no la mareen mientras limpia la casa, o prepara la comida, etc.” y cuando le explicas que no se trata de “ayudar” sino de COMPARTIR, es cuando saltan y te dicen aquello de “es que sois unas pesadas con esos temas, siempre estáis igual. Si ya tenéis más poder que los hombres. Ya estáis en todas partes. No entiendo qué queréis ahora. Vuestro discurso de feministas radicales es aburrido.” Y así una larga retahíla de frases que podría acabar con la paciencia de cualquiera. Pero no con la nuestra, con la de quienes tenemos compromiso feminista.

Cuando no se viven en propia piel las desigualdades y sólo se goza de privilegios se tiende a culpar explícitamente a quien supone un peligro para el mantenimiento de esos privilegios. Y por supuesto el feminismo en sí mismo cuestiona el orden establecido, ya que establece desigualdades claras y evidentes entre mujeres y hombres, por tanto atenta contra el mantenimiento de ese esquema de valores que mantiene privilegios para hombres y sometimiento para las mujeres. Y esto obviamente no gusta al patriarcado.
El permanente discurso criminalizador del feminismo por parte del patriarcado no es nuevo. Las formas cambian pero la esencia permanece. El patriarcado no va a renunciar al poder heredado gracias a los privilegios que la historia les ha otorgado y va a intentar eliminar cualquier peligro que suponga la renuncia a ese poder. Y el feminismo lo es.
Se intenta desprestigiar al feminismo no sólo desde las filas masculinas sino también por parte de muchas mujeres. No es raro escuchar de parte de algunas aquello de “Es que yo no me siento ni creo estar discriminada como vosotras afirmáis”. Esta alianza de mujeres con el patriarcado es una de las mejores bazas del machismo, puesto que no en vano históricamente se nos ha asignado, junto con los cuidados la tarea de la transmisión de los conocimientos y de los valores aprendidos y por eso a veces también hemos de escuchar aquello tan manido de “sois las mujeres quienes educáis en el machismo a los hombres, las que son machistas sois vosotras”. Hay que fastidiarse con el mensaje misógino y patriarcal que rezuma este frase!!!
En este estado de cosas, desde casi siempre, ha habido gentes, sobre todo mujeres, que nos hemos cuestionado ese modelo que se nos impone. Y, por supuesto lo vamos combatiendo en la medida de lo posible de cada una e incuso de cada uno, puesto que aunque mayoritariamente somos las mujeres quienes alzamos la voz, cada día son más los compañeros de complicidades y afinidades que se unen a los diferentes feminismos, puesto que entienden que en un sistema segregador, perdemos todas las personas, mientras que en un sistema más igualitario también somos todas las personas las que salimos ganando. Desde esa perspectiva combativa, alzamos la voz cada vez que una mujer es asesinada por ser mujer y denunciamos públicamente el terrorismo machista. Y se hace una y mil veces, las que hagan falta para hacer visibles los asesinatos del machismo. Denunciamos campañas de publicidad sexistas en donde las mujeres son cosificadas con el objetivo de aumentar ventas de productos que mantienen el sexismo. Iniciamos cuántas campañas sean necesarias para que nuestra voz llegue a Parlamentos, Ayuntamientos, etc. en la misma situación y proporción que la de los hombres. Denunciamos presupuestos que no tienen en cuenta las necesidades de mujeres en demasiados sentidos. Incidimos cada vez que podemos sobre las desigualdades en el mundo laboral, tanto en el acceso como en los salarios, como en las condiciones o el la tipología de contratos que se realizan. O también analizamos los datos que se facilitan del desempleo y vemos la situación de las mujeres. O nos movilizamos cuando quieren devolvernos a las cavernas en materia de derecho a decidir sobre nuestras maternidades y sobre nuestros propios cuerpos.

Esa denuncia combativa permanente es por lo que nos llaman cansinas y monotemáticas. Pues muy bien, para quien así piense, recordarle que sin las reivindicaciones de nuestras antepasadas y referentes, por ejemplo las Sufragistas, las mujeres seguiríamos posiblemente, sin derecho al voto y que sólo desde las reivindicaciones cotidianas y continuas es posible cambiar las cosas.
Somos reivindicativas porque el patriarcado y todos sus aliados imponen desigualdades y hay que denunciarlo. Somos combativas porque nos siguen asesinando por ser mujeres y el patriarcado y sus estructuras de poder miran hacia otro lado como se acaba de demostrar con los heridos y el muerto por temas futbolísticos, siendo ya setenta las mujeres asesinadas por el terrorismo machista. Alzamos la voz, porque en las escuelas, el modelo impuesto es el de mantener las cosas como están y por tanto que las niñas no puedan ocupar el patio de forma igualitaria ya que el centro de este es ocupado por los niños que juegan al fútbol. Somos críticas con las organizaciones de todo tipo porque cuando hablan de intereses generales, en realidad lo que están afirmando es que esos intereses son los masculinos y no los del conjunto de la sociedad, pese a que las mujeres somos más de la mitad de la población. Seguimos denunciando desigualdades porque siguen existiendo en todo el mundo y, las mujeres y las niñas nos llevamos la peor parte siempre. Y mientras todo esto siga ocurriendo seguiremos reivindicativas y combativas.
Antes se secarán la boca quienes nos llaman cansinas o monotemáticas que nosotras las feministas, solas o en grupos, las de antes, las predecesoras, las de ahora o las que vienen detrás, cejemos en nuestro empeño y alcemos nuestras voces en contra del patriarcado y de las profundas desigualdades que todavía siguen existiendo y que seguimos viviendo cada día. Porque mientras los derechos de una sola mujer o niña sean vulnerados, seguiremos denunciándolo. Porque ser feminista es precisamente eso luchar por una igualdad real entre mujeres y hombres.
Porque ser feminista es, aparte de un orgullo, un compromiso para que la sociedad y las estructuras, todas, cambien en aras de un presente y un futuro mejor para hombres y mujeres. Porque con la igualdad ganamos todas y todos.
Soy y seré feminista y quienes son realmente monotemáticos y pesados son quienes defienden la desigualdad. Yo me tengo por comprometida con un cambio para igualar derechos y oportunidades de forma real entre mujeres y hombres. Y en ello ando. ¿Te apuntas?

Corruptos, ladrones… ¿es Navidad?
Por Carlos de la Sierra

Es lo que tiene la nostalgia, cuando me atrapa me deja jodido. Escucho una vieja canción de Lone Star, “Mi calle”. La letra, de 1968, no tiene desperdicio, ni ha perdido actualidad: “Vivo en un lugar donde no llega la luz./ Niños se ven que van descalzos sin salud./ Por la estrecha calle algún carro viene y va/ y cuando llueve nadie puede caminar./ Mi calle tiene un oscuro bar/ húmedas paredes./ Pero sé que alguna vez/ cambiará mi suerte…”. Desde luego éramos bien ingenuos en aquellos años de dictadura y plomo, aunque, tal vez, subyacía la esperanza en que, muerto el dictador, todo cambiaría: “cambiará mi suerte…”. ¡Ca!, decía mi abuela. Mi abuela no sabía escribir y leía al exasperante ritmo de un niño de parvulario, pero en cosas de la vida era catedrática por la Universidad de Nogal de Huertas (Palencia), su pueblecito natal. Yo no. Yo no logré nunca otra titulación académica que un certificado de vacunación contra la glosopeda del caballo firmado por el médico-veterinario de turno. Así eran las cosas. Bueno, hasta aquí la nostalgia. 
El caso es que miro este final del año 2014 y en las calles sigo viendo niños descalzos, sin salud, explotados por las mafias familiares y despreciados por las familias de orden y modernidad que conformamos esta sociedad miserable, desigual y corrupta. Corrupta hasta las trancas, hasta las cartolas, hasta el tuétano, hasta la popularidad, hasta la envidia, hasta la esencia social, política, jurídica, sindical, populachera y cerril que nos invade. No importa, vale todo. ¿Que llega la Navidad?, pues eso, a gastar, a consumir, a iluminar -“vivo en un lugar donde no llega la luz”- sin límite de gasto. Que den por el culo a los niños descalzos sin salud, ¡que se jodan!, gritaba en el Parlamento la hija de un gran corrupto, constructor de aeropuertos y afortunado “trincón” de loterías ajenas. 
Por cierto, ¡Navidad!, qué gran ocasión para los creyentes, para los fanáticos que se arrastran como gusanos frente a la nadería del engaño. ¿Por qué no hacer un portal de Belén? Grande, enorme, con luces y farándulas, con coros de angelitos y monaguillos -a los Romanones se les hace la boca agua-, con estrellas adornadas de tarjetas black, con ríos repletos de lágrimas de desahuciados judiciales, de parados sin prestaciones ni esperanza, de extranjeros sin futuro… A vuela pluma, Ana Mato, virgen; Mariano Rajoy, José; el pequeño Nicolás, Jesusito de mi vida -no es una imprecación-; los reyes, además de los dos obvios, toda la tropa de corruptos y mangantes, de aquí y de allá, que nos roban, cada día, cada minuto, cada segundo, la vida, la pasta, la moral… En fin, amigas y amigos, ¡qué mierda, qué gran mierda!

POEMA
de Pablo Neruda

Muere lentamente quién no viaja
quién no lee, quién no escucha música,
quién no halla encanto en sí mismo

Muere lentamente quién destruye su amor propio,
quién no se deja ayudar.

Muere lentamente quién se trasforma esclavo del habito,
repitiendo todos los días los mismos senderos,
quién no cambia la rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

Muere lentamente quién evita una pasión
y su remolino de emociones,
Aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los  corazones decaídos.

Mueren lentamente quién no cambia de vida
Cuando está insatisfecho con su trabajo o su amor.
Quién no arriesga lo inseguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quién no se permite al menos una vez en la vida
huir de los consejos sensatos…
¡Vive hoy! - ¡Haz hoy!
¡Arriesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!


FELICES FIESTAS. Amigas y amigos perdigoneros.
FELIZ 2015. Que la alegría, el compromiso, la esperanza y las buenas vibraciones nos acompañen en el nuevo año.

 POSTER CENTRAL


No hay comentarios:

Publicar un comentario


Marcos Mesa


Humor Perdigonero


Radio Valdivielso


Zoozobra Magazine


Onda Expansiva


Diario de Vurgos


Las Merindades en la Memoria


Memorias de Burgos





Prensa Alternativa







Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner





Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner






Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner

Subscribe to RSS headline updates from:
Powered by FeedBurner